Historia

El nacimiento de Armentia Ikastola, en el curso escolar 1992/93, fue recibido por el Departamento de Educación de la época con un “comunicado urgente”, publicado en los diarios de la época de mayor difusión, que informaba a los padres y madres de que la Ikastola “no ha obtenido autorización administrativa para desarrollar la actividad educativa” y se les invitaba a elegir otra oferta educativa en la ciudad.

En ese marco de ilegalidad se dieron los primeros pasos del proyecto educativo de Armentia Ikastola. En Gasteiz, en esos momentos, era creciente la discusión sobre la implantación de los modelos lingüísticos, el modelo de las guarderías, la oferta educativa de enseñanzas medias en euskara…

Armentia Ikastola necesitó en aquellos años de la ayuda de ikastolas de Araba y el resto de los territorios para poder dar cobertura legal y económica a sus actividades.

Las primeras autorizaciones, muy limitadas, no llegaron hasta el curso 1994/95.

El proyecto fue avalado desde un principio por Arabako Ikastolen Elkartea (tras decisión tomada en una Asamblea General de la Confederación de Ikastolas) y, a pesar de que su constitución se produjo anteriormente, no fue hasta 1995 cuando formalmente, con el cambio en el Departamento de Educación, la cooperativa integral Armentia Ikastola se hizo cargo de la totalidad de sus actividades.

En esos años los grupos de Educación Infantil creados con el modelo LOGSE fueron desarrollándose, pero la oferta inicial para alumnos y alumnas matriculados en el BUP antiguo fue desapareciendo. Ello trajo consigo la necesidad de una adecuación de la estructura de la Ikastola.

Desde el curso 2005/06 tenemos ya en la calle promociones de alumnos y alumnas que se han formado íntegramente en Armentia Ikastola.